Schwenke & Nilo - Volumen 1(Tracks Mp3)

Schwenke & Nilo - Volumen 1(Tracks Mp3)

Alejar
Acercar

Opina sobre este producto

Producto Disponible



Integrantes
Nelson Schwenke y Marcelo Nilo

Autor (es)
Clemente Riedemann, Nelson Schwenke

Músicos Participantes
Nelson Schwenke (voz), Marcelo y Nilo (voz y guitarra Matrix, percusión), Dario Jaramillo (violín), Carmen Grusic (viola), Ángel Cárdenas (violoncello), Yuri Silva (contrabajo), Raimundo Garrido (percusión, sintetizador), Carlos Pérez (tumbadoras), Alejandro Riquelme (batería), Pingo González (guitarra Matrix, guitarra Ovation, guitarra Yamaha 12 cuerdas, guitarra Fender Telecaster, bajo Gibson, arp Omniz, piano, piano Fender Rhodes, sintetizadorw Korg, flauta )


Músicos Invitados
Grupo Ortiga (10), Hugo Moraga (2 y 5 con guitarra Ovation), Rodrigo Miranda y J. C. Urbina (trompetas), Guillermo Soto (5 con saxo alto, saxo tenor), Pablo Lecaros (5 con bajo), Juan Cristóbal Meza (5 con piano Fender Rhodes), Luis “Pippo” Guzmán (8 con voz)


Sello Alerce
Estudio de Grabación: Filmocentro
Año Del disco 1993

* Campos obligatorios

Descripción Del Artista


El dúo, Schwenke & Nilo, es la expresión más importante del movimiento de Canto Nuevo, desarrollado en Chile durante la década de los '80. Cronistas de su época, fueron forjadores de canciones que se convirtieron en auténticos clásicos de los circuitos más activos de oposición al régimen de Pinochet.


Inspirados en la tradición de canción social, su inquietud en torno a las relaciones humanas y su apego a la naturaleza del sur de Chile, esta sociedad de trovadores no han detenido su trabajo y, pese a su marginalidad mediática, completa una considerable discografía y cumple con esporádicas presentaciones en vivo.


Comparados con Simon & Garfunkel, con canciones que van de la reflexión más triste a la ironía más inteligente, y con sonidos que se pasean de la guitarra acústica a las secuencias electrónicas, Schwenke & Nilo son una de las agrupaciones más longevas de la trova chilena. Lejos de los grandes escenarios, los festivales, las radios y la televisión, han optado más por la discreción que por los reclamos por falta de espacios.